Últimamente, las novedades relacionadas con las redes sociales más importantes nos hacen pensar que quieren parecerse cada vez más la una a la otra.

¿Por qué las redes se copian entre ellas?

Está claro cuál es el objetivo de toda red social (o web, o app): que pases todo el tiempo posible en ella. Esto suele lograrse enlazando a más contenido que puede interesarte, y a otro, y a otro, y así sucesivamente hasta que te das cuenta que ibas a ver un vídeo de Youtube y no sólo acabaste viendo la playlist entera, sino que en el camino descubriste varios canales a los que suscribirte y que te harán volver cada vez más seguido a Youtube.

El ejemplo de Youtube se puede aplicar a casi todas las redes; en el caso de Facebook o Twitter hablaríamos del feed o del timeline y de no parar de cargar posts o tweets. Lo mismo para los pins de Pinterest.

El caso es que. en los últimos tiempos, las redes no paran de copiarse entre ellas. ¿Por qué? Para qué nos vamos a engañar: antes que ser originales, si algo funciona, lo añadimos.

¿Qué características están añadiendo?

Instagram Stories es un guiño a Snapchat, mientras que esta última añade Memories para que tus “recuerdos” dejen de ser tan efímeros (lo cual era, en un principio, la gracia de la app). Snapchat también ha hecho un rebranding y no sólo se quitó el “chat” para ser simplemente Snap, sino que sus gafas anti-privacidad son claramente una copia de Google Glasses.

Google, por su parte, no se queda atrás: después del fracaso de Google Plus y su integración a la fuerza en Youtube, quiere seguir intentando que su web de vídeos se convierta en una red social total añadiendo la posibilidad de que los suscriptores respondan a los creadores no sólo a través de comentarios, sino de “respuestas enriquecidas” (rich replies) con imágenes, otros vídeos, etc. Este nuevo proyecto se denomina Backstage.

Pero no es lo único a lo que se está abriendo Youtube: a pesar de contar ya con transmisiones en vivo, estarían preparando Youtube Connect, una app de livestreaming, algo que también se estaría cociendo en Facebook.

Esto tampoco es lo único en lo que Facebook quiere parecerse a Youtube: es obvia la importancia que viene cobrando el vídeo frente al texto e incluso las imágenes. Por eso, no sólo planean añadir vídeos sugeridos al final de la reproducción sino también la posibilidad de que puedas ver el vídeo en segundo plano, en un formato más pequeño, mientras sigues navegando por tu feed.

Como si la gente necesitara pasar aún más tiempo en #Facebook

Twitter se está hundiendo. Aparte de que puede terminar formando parte del monopolio Google (o Microsoft, o algún otro gigante) tras anunciarse su venta, ya ha eliminado la restricción de 140 caracteres. No, todavía no podemos escribir todo lo que queramos, pero se ha distendido bastante con las excepciones. A pesar de que los usuarios llevaban tiempo pidiendo algo similar, ¿está perdiendo así su gracia? ¿Van todas las redes hacia lo mismo? ¿Llegará el momento en que una sola red cubra todas nuestras necesidades?